Juan Albarracín Edo


El día en que Europa va a recibir una de las noticias más importantes de la historia del viejo continente, un accidente imprevisto trunca la situación: