Ismael Alonso Álvarez

CARTA A UN DESCONOCIDO
Amigo, no temas. Escribo para que no estés solo, para que lo rompas, si quieres; para que sepas que estoy aquí, para que no tires la toalla, para que sueñes, rías, no temas. Te ofrezco el calor de mi boca, la frialdad de la lengua, la lentitud

M.M., un escéptico experiodista de sucesos metido a detective,...

«Alicia, ¿tú crees que el hombre será alguna vez capaz de volar?»...

El narrador de esta historia, ya en el ocaso de la vida, intenta no ya ajustar cuentas con su pasado...

El laberinto de la historia también está formado por...